Nuestro primer tornado

15 08 2008

Bueno, en algún momento tenía que llegar; no es un huracán pero se me han ido las ganas de ver uno por mucho tiempo (si es que las tuve en algún momento…) Por cierto, qué caros que van los pañales para adultos en EEUU…

Serían las sobre las 14:00 cuando salgo de la biblioteca donde estaba trabajando para ir a recoger a Xin para ir a comer algo; salgo de la biblioteca con mi rutina habitual, gafas de sol, subir el volumen del iPod, etc. Y me siento tranquilamente en un banco para esperar a Xin.

Mientras escucho tranquilamente un disco de David Ford (buenísimo, por cierto) oigo el sonido de una mascletà y pienso, “Qué raro… ¿una boda en un hospital?” y acto seguido me respondo a mi mismo: “mmmm… no estás en Valencia, Karras, aquí no se celebran las bodas con mascletàs ni nada parecido…” (léase con acento Dr. Maligno de “aquí no nos comemos a los gatos, Miniyo”).  De repente, los obreros mejicanos que estaban trabajando en la fachada del edificio empiezan a bajar corriendo como si de repente todos necesitaran ir al baño con urgencia porque les han sentado mal unos burritos… Y me empiezo a mosquear… Me giro y lo que veo a mi espalda es que la noche se acerca a más de 45mph…

En esos momentos, ya sin las gafas de sol, lo único que veo es el mar cayendo desde el cielo; la fachada donde estaban los mejicanos, parecía las cataratas del Niágara, pero con más agua (vale, ahora sí que me he pasado de exagerado, lo reconozco). Miami parecía Valencia en Fallas… temblando el suelo por las mascletàs y el cielo brillando sin parar…

Total, que cuando baja Xin descartamos ir a comer fuera y nos tomamos unos bocadillos del SubWay en su laboratorio… Sin dejar de escuchar a todas horas “el fin del mundo”. 

Cuando pareció amainar un poco, ya atrincherado en una cafetería, conecto la WiFi de mi iPod y veo que varios usuarios de Twinkle de Miami y alrededores hablaban sobre un Tornado; abro Safari, voy a Google News y tecleo: “Tornado Miami” y encuentro algunas entradas como las siguientes: 

 

 

Si hacéis click aquí podéis ver un vídeo de la evolución de la tormenta…

Parece que el tornado no fue muy dañino, tan sólo algunos coches “desplazados” que chocaron entre sí, algunas casas sin techo, pero sin víctimas (la foto es del tornado en cuestión, aunque no la tomé yo… tenía cosas mejores que hacer que ir por ahí con la camarita…)

Puedo afirmar que ha sido la tormenta más fuerte que he visto en mi vida, la segunda más fuerte fue la semana pasada, todo hay que decirlo… No quiero ver cómo será la de la semana que viene…

Por la noche, nos fuimos a cenar con algunos compañeros del trabajo de Xin a un restaurante cubano en Lincoln Rd. y salió a conversación el tema de los huracanes, todos contando sus  batallitas del Wilma, del Katrina, etc. La verdad, es impresionante ver la tranquilidad con la que se toman esas cosas aquí… 

Bueno, os dejo que voy a ver si hago algo con mi estrés post traumático. 

 

Un saludo!

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

15 08 2008
papálberto

Recién despertado de una siesta de tres horas (ayer estuve de guardia) me he desayunado a las seis y media de la tarde con tu apasionado post sobre el tornado.

No se por qué, de pronto me he acordado de un par de cosas ( que algún mal pensado interpretará sin duda como “pretext lies”) que sin duda afectarán al viaje que teníamos proyectado para estar con vosotros en Miami:

(1) Tengo un amigo en Guadalajara al que hace años no veo y de modo súbito he sentido la necesidad de estar con él justo en las fechas en las que íbamos a cruzar el charco (Guadalajara es la ciudad con el más bajo índice sísmico de Europa y también la que menos aparece en los telediarios)

(2) Hace tiempo que tenía que cambiar la cerradura del armario del pasillo. Como el bricolage me pone muy nervioso y necesito tomármelo con tiempo por delante, creo que me dedicaré a ello apenas vuelva de Guadalajara.

Conclusión: Seguiré sabiendo de vosotros a través del blog. Ya nos veremos cuando volváis.

Cuidaros y sigue escribiendo más “post”.

Apéndice: no acojones tanto al personal… y manda una foto de como quedó tu “dodotis” después de ver a los mexicanos bajar del andamio.

15 08 2008
ConyAle

Madre mía! Definitivamente, las telenovelas, y demás programas diseñados para “enganchar” al espectador se quedan cortos…
Acabábamos de cenar cuando me he empeñado en entrar a “revisar” vuestro blog y, ¿q nos encontramos??? No daba cédito! Alberto, por favor, dime q no te has hecho guionista de Hollywood y no te estás currando los próximos capítulos de “Lost”!
A mí me encantan las tormentas, la verdad, pero creo q con el nivel europeo me conformo!
Me muero de la envidia de vuestras aventuras por Miamiii!
Cuidaros! visto lo visto…

16 08 2008
buffaloman

Esta va a ser una de esas cosas que no voy a envidiar, mira tu por donde.

Pero esta va a ser una de esas cosas que va a molar escuchar dentro de unos años, cuando las cuentes a los colegas con unas cervezas en el cuerpo, seguro que los truenos eran más ensordecedores, caía m´ás agua y los coches fueron “desplazados” más lejos…

Podrás decir eso de Miami me mata.

Salute, y compra un paraguas.

16 08 2008
javillarias

Y luego dicen mis suegros que el poniente este de Almeria es tremendo ;-D

21 08 2008
Fay, Mac y JLo… « all you need is blog

[…] tropical. Cuando estábamos encerrados en casa, sin poder salir, me acordaba de mí mismo posteando unos días antes… Puedo afirmar que ha sido la tormenta más fuerte que he visto en mi vida, la segunda más […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: