De vacaciones en Londres (2)

17 03 2009

Para todo aquel que le interese, aquí va un pequeño resumen de lo que hemos hecho en estos dos días, así como algunas fotos que hemos tomado…

Ayer (el domingo) dedicamos la mayor parte de la mañana a visitar el Museo Británico que, la verdad, no te lo acabas ni en un mes de dedicación exclusiva… Tras una parada técnica para comer (en un restaurante turco muy interesante, la verdad) le dimos un último empujón al museo hasta que no pudimos más y acabamos en el Starbucks de enfrente intentando reponer algo de fuerzas…

p3150093

Starbucks frente al museo Británico

Con las pilas ya cargadas, empezamos la tarde con un paseo por Oxford St., de tienda en tienda, haciendo alguna aproximación hacia el SoHo y China Town, Carnaby St., etc.; como ya era algo tarde y el horario comercial de aquí nos es como en España, decidimos (tras más de tres horas de paseo) retirarnos a descansar para al día siguiente verlo con mejores ojos…

 

 

Picadilly Circus

Picadilly Circus

Hoy lunes hemos empezado nuestra ruta por Picadilly Circus para coger Regent St. y poder ver con calma todas las tiendas que el día anterior no pudimos ver (y sí, hacer algunas compras, claro…). Una de las calles más interesantes de las cercanas a Regent es Carnaby St., llena de tiendas, pubs, etc. donde hemos hecho el desvío de rigor, entrando en el ostentoso Liberty, unos grandes almacenes donde comprar está reservado a gente sin escrúpulos que no les importa dejarse 200 GBP en una camisa…

 

Carnaby St.

Carnaby St.

De vuelta a Regent, hemos hecho una obligatoria parada en la Apple Store desde donde he escrito el típico post de “hola, estoy aquí” que todos los maqueros suelen hacer… Si para mi la Apple Store es una parada obligatoria, para Xin lo es el Borders, una tienda de libros inmensa, que ya visitábamos con asiduidad en Miami

 

Borders

Borders

Después de comprar unos cuantos libros, hemos tomado el metro para dirigirnos al Covent Garden, un mercadito (más asequible que Liberty) donde hemos comido en un pub muy típico… De ahí, hemos cruzado el Támesis y nos hemos subido en el London Eye, la noria más grande del mundo con unas vistas panorámicas de Londres que es mejor no perderse… 

 

The London Eye

The London Eye

Cruzando de nuevo el Támesis hemos visto el Big Ben y el parlamento (de lejos) y, tras un capuccino nos hemos retirado al hotel a descansar…

Mañana será un día duro…





En la Apple Store de Regent St.

16 03 2009

Por no decir que no lo he hecho, estoy escribiendo esta entrada desde la Apple Store de Regent Street; para prueba, la imagen…photo-1





More about Miami

4 08 2008

Bueno, ya estamos instalados en Miami; al final hemos conseguido alquilar un apartamento compartido en una zona bastante buena de Miami (Brickell Avenue), cerca del Financial District. La vista es impresionante:

 

 

Según hemos podido saber es de las zonas más seguras de Miami y, por lo que hemos visto por ahora, parece que es verdad… sólo se ven por la calle ricachones haciendo footing y en bici…Lo único malo que tiene el apartamento es que no tiene acceso a Internet y la única señal WiFi que se coge es de una inestabilidad que no tiene nombre, por lo que, de momento, a todos los efectos, por ahora no tenemos Internet. 

 

En estos momentos os estoy escribiendo desde un banquito muy majo que hay en el campus médico mientras espero que salga Xin para ir a comer algo; por suerte, hay WiFi abierta y gratuita en todo el Medical Campus…

Estos días han sido de locura, pero parece que poco a poco vamos bajando revoluciones y relajándonos… tener ya casa contribuye bastante a eso, la verdad…

El otro día fuimos a cenar con el jefe de Xin; hospitalidad llevada a su máximo extremo. Después de llamarnos al móvil varias veces sin que lo escucháramos, al fin dio con nosotros y quedamos para ir al día siguiente (el viernes pasado) a cenar con él y su mujer. Quedamos a las 19:00 e, imaginaros mi cara al ver un Ford Mustang negro descapotable que se acerca a nosotros, para y nos invita a subir… La cosa promete. Después de conducir una media hora por Miami (se puede decir que fue nuestro primer tour turístico por la ciudad) llegamos a su casa, un apartamento a-co-jo-nan-te en pleno Miami Beach, con unas vistas impresionantes (las del nuestro no están nada mal, pero las suyas son de otro planeta). Después de estar tomando algo con él y su mujer en la terraza del apartamento, bajamos a cenar al restaurante del edificio a una hora bastante europea. La cena fue bastante cómoda pese a la diferencia cultural y del idioma. 

Sin duda lo mejor de la noche fue cuando nos acercó a casa; subimos de nuevo al Mustang, quitó la capota, e hicimos el viaje de vuelta por Ocean Drive, al lado de la costa, con vistas panorámicas a todo el distrito del Art Decó. Impresionante. 

Al día siguiente, después de ir un par de veces al Mercadona (aquí lo llaman Publix, son muy suyos los americanos) nos decidimos a ir por nosotros mismos a la zona de Miami Beach… Pero nos encontramos con un problema. Los autobuses Miamenses no te dan cambio, tienes que ir con el dinero contadito… Y cual es nuestra sorpresa al ver a una chica que amablemente se ofrece a pagarnos el billete. ¿Quién era? Se trataba de una chica Coreana, que había estudiado en Madrid y acababa de mudarse a Miami para un nuevo trabajo. Hicimos todo el trayecto de bus con ella, mientras nos contaba cosas de Miami (llevaba un par de semanas en la ciudad, con lo que para nosotros era toda una experta), y luego seguimos dando un paseo por Miami Beach. Después de darnos los teléfonos nos despedimos con la agradable sensación de estar encontrándonos a muchísima gente amable en lo que dura esta aventura. 

 

Nuestro paseo por South Beach fue muy agradable, incluyendo unos granizados en el típico restaurante americano, al borde de la playa. ¿Y cual fue nuestra sigiente parada? Para mí era inevitable: la Apple Store de Lincoln Rd, una de las calles comerciales más bonitas que hemos visto hasta el momento. 

 

 

El domingo fue un día bastante tranquilito, aunque con una complicada misión para unos novatos en este país: hacer el laundry, aunque las máquinas son bastante sencillas y en poco más de una hora tienes la ropa limpia, seca y casi planchada por 2$. 

Otro día os hablaré con más detalle del apartamento en el que estamos, porque es cuanto menos peculiar… También queda pendiente un post sobre la conciencia ecológica americana, es algo que nos tiene bastante cabreados…

 

Nos leemos en breve!

 

 

EDIT: Xin y yo estamos sorprendidos por el número de visitas y de comentarios que han recogido las últimas entradas relacionadas con el viaje. Muchas gracias a todos por vuestro interés y comentarios, nos alegra mucho leerlos! Un saludo desde Miami.